[lms_login]

Enseñemos la oración del Angelito de la Guarda a nuestros pollitos

18 Feb · Malanie Fajre · 2 Comentarios

La oración de El ángel de la Guarda o ángel custodio, según las creencias cristianas, Dios envía a las personas cuando nacen para protegerlas durante toda su vida. También en el Siglo V existía una celebración católica realizada en España llamada como “el día del ángel de la Guarda” y era justamente el día del San Miguel Arcángel (Wikipedia). Este tipo de festividad se realizó en Inglaterra y varios Papas aprobaron esta creencia en su época correspondiente.

La oración surgió en Inglaterra a partir del año 1111 y luego se extendió al resto de los países del mundo conmemorando el día de el ángel de la guarda el 2 de octubre.

La oración del ángel de la guarda es la siguiente:

Ángel del Señor
que por orden de la piadosa providencia divina,
eres mi guardián
guárdame en este día [en esta tarde o en esta noche],
ilumina mi entendimiento,
dirige mis afectos,
gobierna mis sentimientos
para que yo jamás ofenda al Dios y Señor.
Amén.

Esta oración fue modificada a través del tiempo, como por ejemplo la versión católica. Existen distintas interpretaciones, una de las más conocidas es la oración para niños. Cuando es la hora de dormir, es tradición rezar junto a ellos la oración del angelito de la guarda para pedirle que los cuiden. La oración original es la siguiente:

Ángel de mi guarda,
dulce compañía,
no me desampares
ni de noche ni de día.
No me dejes solo
que me perdería.
Hasta que amanezca
en los brazos
de Jesús, José y María
Amén.

Otra adaptación de la oración para los niños dice así:

Ángel de mi guarda,
dulce compañía,
no me desampares
ni de noche ni de día;
si me desamparas
¡qué será de mí!,
ángel de mi guarda
ruega a Dios por mí.

Es un rezo muy especial para decirla con nuestros pollitos, es una forma de enséñales a rezar no sólo por su protección sino ayudarlos a pedirle por las personas más importantes en su vida. Otra oración para nuestros niños es la del Niño Jesús, que la decimos de esta forma:

Jesusito de mi vida,
tu eres niño como yo,
por eso te quiero tanto
y te doy mi corazón,
tómalo, tómalo,
tuyo es mío no.

Todas estas adoraciones ayudan a nuestros pequeños a sentirse protegidos. Si tenemos esta costumbre todas las noches, para ellos se convertirá en algo muy natural de hacer. Por eso, queremos compartir con ustedes dos lindas versiones más de esta corta oración para que puedan enseñarla a sus pollitos.

Ángel de mi guarda,
dulce compañía,
no me desampares
ni de noche ni de día.
No me dejes solo
que me perdería,
con Dios me acuesto,
con Dios me levanto,
con la Virgen y el Espíritu
Santo.
Amén.

Ángel de mi guarda,
dulce compañía,
no me desampares
ni de noche ni de día.
Jesusito de mi vida
tu eres niño como yo,
por eso te quiero tanto
que te doy mi corazón.
Amén.

Pueden elegir la versión que más les guste y con la que más se identifiquen, lo importante es que nuestros angelitos estén siempre protegidos por el resto de sus vidas.

¡Dulce sueños y buenas noches!

Fuentes:

www.es.wikipedia.org
www.catequesisenfamilia.org
www.angelesymilagros.about.com

Etiquetas:

Malanie Fajre

2 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




¡Síguenos!

¡Contáctanos!

(+58) 424-147-9693


Hola@pollitoingles.com


Pollito Inglés © 2016