[lms_login]

El Niño Renuente

2 Sep · Malanie Fajre · No hay comentarios

Usted coloca frente a su niño una hoja de tarea escolar con letras del abecedario. El/la niña lo aparta y declara: “Yo no quiero hacer esto!”. Sabemos lo frustrante que puede ser para una mama (y a veces hasta embarazoso!) dares cuenta de que su niño/a no tiene deseos de aprender; especialmente cuando Susana acaba de anunciar a todas las mamás de la clase que su niño de dos añitos ya reconoce todos los colores, las formas geométricas, las letras y que puede contar hasta 20!

De la misma manera en que usted no puede forzar a su bebé a dormir, comer, o a ir al baño, usted no podrá forzar a su niño a aprender. Intentar hacerlo solo conseguirá que la tarea se convierta en un campo de batalla. Lo único que usted necesita es que su niño/a tenga el deseo de aprender.

Puede que a su niño no le interese, por naturaleza, nada que pueda parecer educativo, pero a todos los niños les encanta una conversación natural y el juego. Muchos conceptos pueden ser introducidos y modelados, mientras jugamos o conversamos con los niños.

 

¿De qué es capaz un niño renuente?

 

  1. De todo! El hecho de que no muestre interés en lo que le están enseñando o cómo se lo están presentando, no quiere decir que no tenga potencial para aprenderlo.
  2. Se niegan a hacer cualquier cosa que huela a “tareas escolares”

Esto habla por sí solo. Si usted tiene un niño renuente a aprender, no necesita que demos mayores explicaciones.

Entendemos su frustración. Ya usted se compró la laminadora y la impresora (ni hablar de los cartuchos de tinta)!. Imprimió todas esas lindas imágenes pre-diseñadas, las plastificó y ordenó alfabéticamente; y ya se siente lista para comenzar a trabajar con su niño preescolar. Qué emocionante!

Le pide al niño que se siente a “hacer su tarea”. Y su preescolar se niega. Se niega absolutamente. Usted siente que quiere llorar. Quiere golpear su cabeza contra la pared. Todo ese dinero invertido!. Todo ese tiempo perdido!. Respire. Solo respire. Sabemos lo difícil que resulta no tomarse esto como algo personal. Pero cuando hacemos una escena o explotamos ante el niño, ¿cree usted realmente que el niño querrá volver a “hacer tareas” o siquiera intentarlo otra vez? Lo más seguro es que no será así.

 

ALGUNAS IDEAS RÁPIDAS PARA EL CASO DE NIÑOS RENUENTES

 

  1. Los padres y educadores ponen gran presión para que los niños aprendan a leer, pero, aunque Ud. No lo crea, hay niños que simplemente no están listos para aprender el alfabeto o siquiera intentar leer a los 3 años.

El término que utilizan las maestras es “acorde con la etapa evolutiva”. Debemos esperar a que nuestros niños muestren señales de que están listos, antes de forzarlos tanto que los agotamos y nos agotamos nosotros también.

 

  1. Haga que el aprendizaje tenga algún sentido para el niño. Yo pienso que esto es vital a cualquier edad, pero MUY ESPECIALMENTE lo es para el niño pequeño. Estamos convencidos y creemos firmemente en la exposición múltiple y significativa:
  • Por lo general, un lugar significativo para comenzar con los niños pequeños es con su propio nombre. Pensamos que es muy importante que los niños vean su nombre en la pared de su cuarto, o en sus tazas. Usted puede hacer un álbum de fotos de su niño. Titúlelo: “Un Libro Sobre __________” (nombre del niño)

 

  • Prepare un libro del abecedario personalizado, con cosas que son importantes para su niño. Por ejemplo: A/avión (coloque una foto de su avión favorito); P/papá (coloque foto de su papá): G/gato (coloque una foto de su gato). O si su hijo es un amante de los dinosaurios, entonces haga el libro sobre dinosaurios.

Comenzar con los intereses del niño es lo que importa. Usted tiene que estudiar a su hijo. Haga una lista de las cosas que le gustan y las que no le gustan. Trabaje desde la lista de su hijo, en lugar de trabajar desde la lista suya.

  1. Jueguen, jueguen, jueguen. Integre juegos que fomenten el aprendizaje del alfabeto. ¿Será que tendrá que sentarse a hacer una gran lección acerca de los juguetes? No. Pero ellos están allí para que el niño los explore por sí mismo.

Integre el juego con las letras dentro del juego de su niño. A Nancy le encanta jugar con sus sellos. Se le puede preguntar si quisiera sellar dentro de la letra ‘N” de su nombre. Si contesta que sí, se le puede hacer una gran “N” mayúscula y decirle que estampe sus sellos dentro de la letra.

Lo que importa es adaptarse a los intereses del niño

 

  1. No haga tantas preguntas. Integre el aprendizaje en la conversación o el juego, de manera natural. Muchas veces, los niños renuentes son renuentes porque se frustran. Y esto nos lleva de nuevo a recordar que el niño debe estar maduro en su desarrollo evolutivo para iniciar esta actividad.
  • Cuando iniciamos la enseñanza de la lectura con los niños, solemos decir cosas como: ¿“Qué letra es ésta”? –¿”Qué letra ves aquí”?. –Bien, ahora ¿cuál es ésta otra letra?” –Y ¿cómo suenan juntas? Pregunta tras pregunta, tras pregunta, que su niño renuente no quiere contestar. Es probable que no sepa las respuestas, o simplemente que no está interesado.

En lugar de preguntar, sugerimos modelar y hablar sobre las letras antes de comenzar. El alfabeto es una lengua. Usted le está enseñando al niño la lengua de las letras. Nadie aprende una nueva lengua siendo acosado con 500 preguntas. Háblele al niño sobre las letras de manera natural, mientras juegan.

 

Untitled

 

nombre

 

N

 

 

Fuente: www.thisreadingmom.com

Traducción: Pollito Inglés

 

 

 

Etiquetas:

Categoría: Bebés, Crianza, Niños/as, Salud

Malanie Fajre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




¡Síguenos!

¡Contáctanos!

(+58) 424-147-9693


Hola@pollitoingles.com


Pollito Inglés © 2016