[lms_login]

Baby Led Weaning

Alimentación Complementaria (Parte II)

Cuando el bebé ya no puede satisfacer sus requerimientos mediante la leche materna deberá requerir a la alimentación complementaria, que suele empezar entre los 4 y los 6 meses de edad. Pero, ¿existe un único método para comenzar la alimentación? La respuesta es no. Además del método de introducir la comida con alguna cucharilla, en la que el bebé ingiere papillas, sopas, etcétera, existe el método del Baby Led Weaning.

 

El Baby Led Weaning (BLW) no es más que una variante de la alimentación complementaria, pero que en este caso es guiada por el propio lactante, quien comenzará a manipular los alimentos con sus manos para llevárselos a la boca. La idea es ofrecer la comida en pequeños trozos.

Alimentación Complementaria“Es un sistema muy bueno, porque acostumbra al bebé a llevar diferentes texturas y diferentes sabores. Se acostumbra a asociar la boca y las manos para la comida, que hasta ahora las había usado pero no para la comida”, señala Nicolás Cárdenas, pediatra y neonatólogo venezolano.

“La gran mayoría de los proponentes habla mucho de que los bebés se acostumbran a las variedades de comida y las aceptan más fácilmente, y que en el futuro van a ser más tolerantes de probar algo nuevo y cambiar dietas, que aquellos niños que han sido mantenidos con una dieta extremadamente rígida y en donde todo se lo dan”.

 

Otro de los beneficios del método Baby Led Weaning

 

Permite al bebé sentirse un poco más independiente, al ser él quien coja los pequeños trozos y se los lleve a la boca, determinando por sí mismo si le gusta o no.

La técnica más usada es la de un “alimento a la vez”, en la que se va probando una sola cosa por día. Al día siguiente, el alimento nuevo se puede mezclar con el alimento ya dado, por ejemplo. También es importante aplicar esta técnica para identificar si presenta alguna alergia o intolerancia hacia algún alimento. Con el Baby Led Weaning, además, el pequeño de la casa comerá lo que crea necesario y fortalecerá los músculos de la boca, facilitando cada vez más la masticación.

Para empezar, los alimentos deben tener una textura blanda, de fácil agarre y que puedan ser aplastados por la lengua del pequeño. Es necesario evitar alimentos que contengan huesos o semillas, los frutos secos, y cualquier comida que pueda facilitar el atragantamiento.

“El Baby Led Weaning requiere mucho de la mamá/papá. Requiere querer y tener el tiempo, porque es un sistema que tarda”, explica el Dr. Cárdenas.

“Hay que tolerar que algunas veces los niños no quieran comer algunas cosas. Si no se puede dar una cosa, es mejor retirarla, seguir con una dieta variada y en algún momento tratar de volverlo a introducir. Si el niño insiste en que esa cosa no le gusta, recomendaría sacarlo de nuestra dieta por unos meses e ir viendo con lo demás, ir sustituyendo las cosas que no le podemos dar”.

 

El Baby Led Weaning, en resumen, enseñará a tu pequeño a comer. Como todo método, tiene sus riesgos, por lo que no deberá practicarse sin que los padres estén observándolo, con un bebé que no esté sentado del todo estable y donde se entienda que además de introducir algunos sólidos, esto solo será una complementación de la leche materna, que deberá seguir consumiendo.

Categoría: Bebés, Nutrición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




¡Síguenos!

¡Contáctanos!

(+58) 424-147-9693


Hola@pollitoingles.com


Pollito Inglés © 2016