[lms_login]

Cómo podemos disfrutar la vida desde el punto de vista de los niños

28 Ene · Malanie Fajre · 2 Comentarios

¿Recuerdan como era la vida cuando eran niños? ¿Recuerdan cómo el verano pasaba tan rápido y la espera para Navidad se tardaba toda una vida? A medida que pasa el tiempo y nos convertimos en adultos, tenemos más responsabilidades y nos toca criar de la mejor forma a nuestros pequeños. A veces nos preocupamos en exceso por tareas del hogar, y perdemos la perspectiva en cuanto a disfrutar y pasar el tiempo junto a nuestros hijos.

Lo bueno es que ellos como niños tienen una visión de la vida muy distinta. Ellos podrían ser nuestros maestros si los dejamos. Así como pueden cometer travesuras o desordenar cosas, también nos llenan los ojos con lágrimas de alegría y risas para el corazón. Si estás percibiendo la vida como algo difícil, trata de verla a través de los ojos de un niño.

 

¿Cómo podemos disfrutar la vida como un niño?

 

Toma las cosas con calma.

Los niños están más pendientes de cuan divertido será su día que las responsabilidades que tienen. Trata de tener un tiempo de descanso y relajación en el horario del día a día. Estar en la cocina todo el día puede terminar en un gran lío. Es mejor tener ese tiempo o break para nuestro cuerpo antes de que responda mal por el cansancio.

 

Permítete reír y llorar.

Los niños les encanta reír… de todo! Un bueno momento de risa puede aliviar y calmar el estrés. Lo mismo puede suceder al llorar. Cuando los niños se sienten heridos por algo o se cayeron, tienden a llorar. Al ser adultos tendemos a “apagar” por completo esas emociones que sentimos. Haz un favor por ti y deja que todas las emociones salgan, les da una sensación de libertad.

 

Mantén las cosas simple.

Has notado como tu bebé o pollito termina jugando con cajitas o cosas simples? Ellos no necesitan entretenerse con algo de mucho valor, con algo simple que puedan usar, serán felices. Lo mismo podemos hacer con nuestros hijos, planificamos algo como ver una película juntos, hacer actividades en casa, jugar con ellos, y muchas otras cosas.

 

Perdona.

Para los niños la palabra rencor no se encentra en su vocabulario y no se aferran a cosas como lo pueden hacer los adultos. Como padres queremos que nuestros consentidos hagan las cosas bien, y por eso tendemos a regañarlos, sin embargo, ellos luego de eso nos darán un abrazo como siempre. Ellos son nuestro ejemplo de perdón. Nuestros grandes maestros no son ni la mitad de nuestro tamaño.

 

Amor.

¡Cómo les encanta a los niños dar abrazos y acurrucarnos! El amor les sale por los poros. Todo el mundo necesita sentirse amado, y eso es una cura para nuestras vidas. Así que mostrar amor por las personas, las cosas, y sobretodo a nuestros pollitos, es lo mejor que podemos hacer.

cómo podemos disfrutar la vida desde la mirada de los niños

 

Divertirse.

Así como nuestros pollitos pueden aprender de nosotros sobre hacer tareas y el valor del trabajo, nosotros también podemos aprender de ellos divirtiéndonos. Si no tenemos alguna diversión en la vida es porque queremos. Encuentra algo que te guste hacer y hazlo todos los días. La vida no es siempre trabajo, encuentra un tiempo para ti, así sea una sola hora, pero disfrútala al máximo.

 

 

 

 

Fuente: www.doublethebatch.com

Etiquetas: ,

Malanie Fajre

2 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




¡Síguenos!

¡Contáctanos!

(+58) 424-147-9693


Hola@pollitoingles.com


Pollito Inglés © 2016