[lms_login]

Por qué los niños mienten, y 7 formas para que digan la verdad

22 Oct · Malanie Fajre · No hay comentarios

Es una de las preguntas que los padres se hacen cuando se dan cuenta que su niño o niña no están diciendo la verdad. Tal vez, atraparlos por sorpresa diciendo una mentira blanca puede causar gracia, pero cómo lograr que se sientan cómodos en decir la verdad? , creando un “ambiente seguro para la verdad”.

La experta en crianza Amy McCready, creadora y portadora de programas a 500 compañías y organizaciones de la comunidad por más de 20 años en los Estados Unidos, además de fundar “Soluciones para la crianza positiva”, nos coloca una situación como ejemplo y nos ofrece 7 formas de crear un ambiente seguro para la verdad.

Consideremos el siguiente escenario: Estas leyendo en el sofá, cuando el perro de la casa va hacia ti y se sienta a tu lado. Cuando vas a acariciarlo, sientes que está lleno de algo frío y no es precisamente su nariz, sino está todo cubierto de salsa de tomate. 

En seguida, vas a donde está tu niño y le preguntas si lleno al perrito de salsa y la respuesta es: “No lo hice”. Te sientes mal ya que es la tercera vez en la semana que dice una mentira. Es terrible saber que tu hijo o tu hija está mintiendo pero, afortunadamente, hay una solución para ese problema.

Una de las cosas que lleva a tu hijo a decir mentiras es para evitar un castigo o ser fuertemente regañado, y es normal que busquen cubrirse de esa manera. Otra de las razones es porque no quieren decepcionar a sus padres. Es un círculo vicioso, mientras son castigados por decir mentira, menos dirán la verdad en un futuro.

Trata de mirar la solución con otros ojos. Las 7 formas de crear un ambiente seguro para la verdad: 

1. Debes tener cuidado de cómo respondes al mal comportamiento en general. Si los niños se preocupan si los vas a castigar o regañarlos, no se sentirán seguros para decir la verdad. Practica usando una voz calmada y concentra esa atención en buscar la solución en vez de culpar.

2. Permite que tu niño se sienta seguro de su credibilidad. Por ejemplo, en vez de preguntar “¿Terminaste la tarea?” intenta, “¿Cuáles son tus planes para completar la tarea?”, él o ella tomarán un plan de acción par terminarla en vez de inventar una historia.

3. Concentra la atención en el sentir. Cuando tu niño es deshonesto, trata de entender por qué no fue honesto. Por ejemplo, para no decir “eso me suena a mentira” es mejor intentar, “Me suena como una historia. Debes haber sentido miedo al decirme la verdad. Hablemos de lo que pasó”, así encontrarás la honestidad que estás buscando.

Amy McCready

4. Aprecia la honestidad. Admíralo cuando te dice la verdad. “Seguro fue difícil para ti decirme lo que pasó en verdad, por eso admiro tu sinceridad”.

5. Celebra los errores. Piensa en los errores como la mejor forma de aprender para el futuro. Si tu niño sabe que no te molestarás cuando pase algo, entonces estarán abiertos a decirte la verdad. Para responder sólo di algo como “Esa es una buena oportunidad para aprender en el futuro, qué harías diferente la próxima vez?”, si la acción de tu niño afectó negativamente a otra persona, pregúntales qué pueden hacer para mejorarlo.

6. Reforzar el amor incondicional. Asegúrate que tus niños sepan que a pesar de que no te gusta su comportamiento en un momento, no va a cambiar el amor que sientes por ellos.

7. Cuida tus mentiras blancas. Recuerda que los ojitos y las orejitas pequeñas siempre están atentas. Si estás inventando una historia porque no puedes ir de voluntaria/o a recaudar fondos a la escuela, recuerda que tus acciones siempre son ejemplo de un comportamiento aceptable.

Al cuidar todos esos detalles, estarás fomentando un ambiente tranquilo lleno de sinceridad, y mucho amor. Demuestra siempre, a pesar de la situación, que todos pueden beneficiarse de la verdad.

Etiquetas:

Malanie Fajre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




¡Síguenos!

¡Contáctanos!

(+58) 424-147-9693


Hola@pollitoingles.com


Pollito Inglés © 2016