[lms_login]

De la cuna a la cama, ¡un gran paso!

2 Ago · Malanie Fajre · No hay comentarios

Uno de los retos más significantes en la crianza de un niño es dar el gran paso de dejar la cuna y dormir en una cama, ya eso es algo de “niños grandes” como se dice. Puede que tu niño haya aprendido a salirse de la cuna o simplemente está creciendo y sus piecitos se salen por las barandas, también si viene otro bebé en camino y no quieres comprar otra cuna es el mejor momento para hacerlo.


 Entonces, como puedes hacer el cambio?, te damos unos consejos para practicar con tu niño:

Establece el tiempo adecuado y no mires atrás 

Elige sabiamente el mejor momento para hacer el cambio. Asegúrate que no caiga la noche antes de salir de casa si es que tienes un compromiso a esa hora porque nunca sabrás lo fácil que será la transición. Además, cuando le muestras a tu niño dormir en una cama, no mires atrás.. ¿qué quiere decir esto?, cuando devuelves a tu niño a la cuna porque tuvo una primera noche difícil, lo que estás haciendo es confundirlo, tienes que mantenerte decidida. Si tu pequeño no se acostumbra a la cama después de varias noches, entonces no era el momento indicado ya que no estaba preparado.

Emociónate con tu niño por el cambio 

Para tu pequeño debe ser un poco atemorizante dejar la cuna ya que es lo que han conocido hasta ese momento. ¡Tienes la oportunidad de emocionarte con tu niño por el gran cambio!, escoge sábanas de su color favorito o personaje favorito, agrégale un peluche con el que pueda dormir, y rodea la cama con cosas que tu niño conozca. Muéstrale lo emocionada que estás porque está creciendo y hazle saber que es algo bueno.

Se persistente y consistente 

Cuando llegue la primera noche para dormir en la nueva cama, tiene que ser a la misma hora que tu niño va a dormir siempre. Solo porque cambia el lugar de dormir, no significa que debe cambiar todo lo demás- un cambio la vez es suficiente para que tu niño lo maneje!, y tienes que saber que: ellos se irán de la cama después de que tu los dejes solitos. Esto es casi inevitable. Tu niño querrá probar sus límites con la nueva libertad que les estás dando. Entonces, qué puedes hacer? Lo llevas de vuelta a su cama y le das las “buenas noches”. Esto puede pasar varias veces pero debes ser consistente, llegará un momento que se quedará dormido.

Prémiale la primera noche de dormir solo 

¡Hazle saber lo feliz que estás por pasar la primera noche durmiendo en su cama nueva!, muéstrale cariño cuando se levante (aún si se levante más temprano de lo habitual) y prepárale algo especial para el desayuno. Recuérdale lo orgullosa que estás por haber dormido en su cama nueva. De esta forma, tu niño estará tan emocionado como tú de dormir solo otra vez.

Se paciente 

Ten en cuenta que un cambio como éste puede afectar el balance en la rutina diaria de tu niño por un tiempito. Puede que pasen unos días antes de que tu niño regrese a su rutina normal de dormir cómodo como lo hacía en la cuna, o puede que tengas suerte y tu niño se acostumbre rápido. Cualquiera de las dos tienes que saber que tomará un poco de paciencia.

Etiquetas:

Malanie Fajre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




¡Síguenos!

¡Contáctanos!

(+58) 424-147-9693


Hola@pollitoingles.com


Pollito Inglés © 2016