[lms_login]

Cómo disciplinar a tu niño sin castigo

25 Dic · Malanie Fajre · 1 Comentario

Siempre queremos que nuestros niños aprendan de sus errores y no vuelvan a repetirlos. Por lo cual, el pensamiento natural es mandarlo a “Time out” un “tiempo libre” a una esquina o mandarlos a su cuarto para que “piensen bien lo que hicieron”. Excepto que eso no lo hacen, y repetirán el mismo comportamiento a pesar del castigo. Entonces, cómo haces para disciplinar a tu niño?.

Seguido, asociamos el término “disciplina” con castigo. Pero la palabra “disciplina¨ viene de la palabra del latín “Disciplina” que significa “enseñar, aprender”. Esa es la clave para corregir el comportamiento de nuestros niños, entregándoles las herramientas que necesitan para aprender un mejor comportamiento. Cuando disciplinamos como una forma de castigo, sólo lo hacemos como una manera de que el niño “pague” por sus errores, y eso precisamente, no lo ayuda a tomar una mejor decisión la próxima vez. A nadie le gusta que le den ordenes, el castigo puede conducir a una lucha constante, y como nuestros niños conocen sólo ese pobre comportamiento para llamar la atención, lo seguirán haciendo.

Cuando se trata de conocer cómo enseñar a tu niño, nos podemos enfocar en 3 áreas claves: entregándoles una atención positiva que ellos necesitan y ansían, hablando a tiempo para entrenar, y poner limites para acoplarse a ellos.

1. Llena la canasta de atención 

Los niños necesitan atención, simple y plena. Si no mantenemos positiva esa “canasta de atención” los niños buscarán cualquier tipo de atención, así sea negativa, ya que para ellos es mejor ese tipo de atención que ninguna. Sin embargo, esto no quiere decir que tienes que estar de lado de tu niños 24/7- sólo con tomar unos minutos al día para pasar 1+1 con tu pequeño, libre de distracción y haciendo algo que ellos quieren hacer, cosecharan un buen comportamiento.

Toma 10 minutos una o dos veces al día con tus niños para jugar lo que ellos escogieron o para leer su libro favorito. Deja que suene el teléfono, guarda el celular en el closet. Cuando llenas esa canasta de atención positivamente y proactivamente, tus niños serán más cooperativos y buscarán menos llamar la atención de una forma negativa. La vida es ocupada para todo el mundo, y encontrar un tiempo extra en el día será al principio un poco desalentador, pero considéralo como una inversión que haces en la relación con tu niño para mejorar un comportamiento. Al momento de conocer cómo enseñar a tu niño, darles lo que necesitan para evitar un comportamiento pobre en primer lugar se puede obtener un excelente impacto.

2. Toma tiempo para el entrenamiento 

Cuando te tomas el tiempo para saber cómo disciplinar a tu niño, es importante recordar que la palabra disciplina viene arraigada de significados como aprendizaje y enseñanza. La forma más efectiva de enseñarlos es ayudándolos a tomar mejores decisiones. Puedes hacer desempeñar su comportamiento, usando una voz calmada, por ejemplo, diciendo “me gustaría jugar con ese tractor cuando termines” “me gustaría una merienda, por favor”. Cambia de roles y pretende que tu eres el niño, deja que el chiquito o chiquita te lleven a tomar mejores decisiones. Muestra entusiasmo cuando tome la mejor vía “Veo que limpiaste muy bien el cuarto tu solito. Es una gran ayuda. Me encanta!” “Gracias por compartir el libro con tu hermana, qué amable”.

3. Establece límites y quédate con ellos 

Los niños crecen cuando llevan una estructura y conocen cuáles son sus límites. No te llenes de cientos de reglas, pero enfoca lo que es más importante para tu familia. Estar muy claro cuales son esas reglas importantes y qué sucede cuando alguien las rompe- asegúrate que todo el mundo entiende las consecuencias antes de tiempo y que la disciplina esta relacionada con la mala conducta. Si se les olvido recoger los platos después de la cena, deben colaborar con guardarlos. Limpiar el cuarto porque no hicieron la tarea no tiene relación. Lo más importante, se constante. Cuando pones una regla, las consecuencias deben ser las mismas si las rompen.

En conjunto, recuerda que saber que al enseñar a tu niño siempre va ligado a ayudarlo a tomar las mejores decisiones, no castigar. Se firme y demuéstrale atención, reglas y límites que necesita.

Etiquetas:

Malanie Fajre

UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




¡Síguenos!

¡Contáctanos!

(+58) 424-147-9693


Hola@pollitoingles.com


Pollito Inglés © 2016